El coste de lo que nos sobra

Normalmente, una vez tomada la decisión de reorganizar la casa, surge la primera duda: por dónde empezar. Hay muchos métodos de organización pero si en algo coinciden todos, es en la necesidad de un primer paso: revisar para eliminar lo innecesario, lo estropeado, lo roto… Resumiendo: lo que nos sobra.

A muchas personas este punto les cuesta enormemente. En este post te propongo que hagas un ejercicio que combina realidad con un poco de imaginación para que te ayude a convencerte de la necesidad de realizar esta tarea previa.

Imagina lo que te sobra

Haz un recorrido real por tu casa, poco a poco, revisando el contenido de las habitaciones que vas recorriendo, muebles, cuadros, plantas. Abre puertas y cajones para revisar el contenido. Desde los dormitorios a los baños, el salón, la cocina y el recibidor. Todo a la vez, sin pensar en categorías.

Fíjate en los libros que no volverás a leer, la música que no volverás a escuchar y las películas que no volverás a ver. Adornos que no escogiste tú y objetos de recuerdo que  no te aportan nada. Ropa que no te pondrás de nuevo, zapatos y bolsos que casi nunca utilizas, cargadores de móviles que ya no tienes, productos de maquillaje o cosmética que no has usado apenas, pequeños electrodomésticos que se han quedado en el armario, olvidados. Herramientas y botes de pintura que ya ni recordabas que tienes… No olvides abrir los cajones y revisar su contenido: papeles, clips, monedas sueltas, blocs de notas, paquetes de pañuelos, crema de manos, medicamentos, muestras, bolígrafos, mecheros… son solo algunos ejemplos.

Cuánto te cuesta lo que te sobra

Piensa en una habitación en la casa, o en un lugar imaginario donde colocarías todas estas cosas que has ido viendo y de las que puedes prescindir. No te preocupes, de momento es todo imaginario, así que puedes ser sincero. Imagina el espacio que ocuparían metidos en cajas y pregúntate: si tuvieras que llevarlo todo a un trastero, ¿estarías dispuesto a pagar por guardarlo, mes tras mes, año tras año?

Seguro que piensas que no te cuesta nada si lo tienes en casa. Posiblemente no te has planteado que todo esto sí que tiene un coste para ti, que pagas por todo ello, cada día.

Pagas con el tiempo que dedicas a mantenerlo limpio. Pagas con el tiempo que dedicas a buscar las cosas que deberías tener a mano. Pagas con la insatisfacción que sientes por que crees que no tienes suficiente espacio y pagas con el hartazgo que te produce tener la casa desordenada. Es un precio alto, ¿no te parece?

Photo by Ferdinand Stohr by Unsplash

 

Un comentario sobre “El coste de lo que nos sobra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.