Orden sostenible

El método del “orden sostenible”

La sostenibilidad y el desarrollo sostenible son dos términos que suenan cada vez con más frecuencia. El adjetivo sostenible se refiere a “algo que está en condiciones de conservarse o reproducirse por sus propias características, sin necesidad de intervención o apoyo externo”.

Mi método para mantener la casa ordenada está basado en este concepto: que nuestras acciones en el día a día contribuyan, sin darnos cuenta, a que la casa se mantenga en orden de forma continuada.

Esto requiere cambiar algunos hábitos y al inicio puede costar, pero los beneficios son tantos y los efectos tan inmediatos que una vez lo pruebes solo tendrás ganas de mejorar el sistema. Este es mi esquema “sostenible”:

Limita la entrada de cosas

EL primer paso es evitar que entren en casa cosas innecesarias. Desde la publicidad que nos dejan en el buzón, a muestras que al final no utilizamos y compras poco pensadas. Es importante reflexionar cuando consideres adquirir o traer nuevas cosas a tu casa y a tu vida.

Si las cosas no “despiertan” alegría, o no son verdaderamente necesarias, sigue adelante. Además de crear espacio físico, mental y emocional, ahorrarás tiempo y dinero.

Facilita la salida de lo innecesario

De un plumazo o de forma gradual, pero ves deshaciéndote de aquello innecesario o lo que ya no te gusta ni usas. Fíjate en cómo tienes las cosas guardadas ¿ocupan un lugar pensado especialmente para ellas?, ¿están guardadas con cuidado?, ¿están presentes en tu día a día?

Si la respuesta mayoritaria es “no” es porque en realidad no te importan tanto. Pues puedes decirles adiós ya sea donando, regalando o tirando. 

Busca el mejor lugar para cada cosa

Cuantas menos cosas inútiles tenemos más fácil resulta gestionar lo que usamos y las cosas que nos gusta tener. Busca la mejor ubicación utilizando la regla cerca/lejos: más cerca lo que usas a menudo, más lejos lo que usas poco. Tú mejor que nadie conoces tus hábitos y necesidades.

Tener un lugar fijo para las cosas hace que sea muy fácil encontrarlas y también guardarlas, de forma automática, sin tener que pensar.

 

Limpia a menudo

Pasar el aspirador por una superficie donde se acumulan cosas que no deben estar, quitar el polvo en muebles y superficies abarrotadas de cosas hace que nos de mucha pereza limpiar. En cambio, si la casa está ordenada y cada cosa en su lugar, limpiar y mantener baños y cocina al día es muy fácil.

El momento de limpiar es la ocasión perfecta de revisar y mantener el orden a raya, porque puedes detectar los focos de desorden cuando se anuncian de forma incipiente. Cuanto más a menudo lo hagamos menos cuesta y más limpia y ordenada estará la casa.

Cambia hábitos 

Las acciones más habituales son las que tienen más riesgo de generar desorden. El momento de la llegada a casa con bolsos, mochilas, llaves, abrigos, es crucial. Cuando llegamos con la compra, el momento de baños, cenas y duchas…

Son estos hábitos los primeros que debemos revisar y crear rutinas nuevas de forma que las cosas vayan directamente al lugar que les corresponde.

En próximos post desarrollaré más cada punto. ¡Espero que mi método te sirva de ayuda o inspiración!

 

2 comentarios sobre “Orden sostenible

  1. Pingback: Ordena tu tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.