En orden … ¿o no?

“No sé nunca dónde están las llaves del coche”, “Siempre llego tarde”, “Trabajo, hijos, casa, soy un desastre, me cuesta mucho gestionarlo todo”.

¿Necesitas orden?

Si te reconoces en alguna de estas afirmaciones, puede que necesites un poco más de orden en tu casa y en tu vida.

Si tienes la sensación de que eres tú quien fallas, no te preocupes. Aunque hay personas que de forma innata son organizadas y ordenadas no quiere decir que la organización y el orden no sean capacidades y habilidades que podemos aprender y desarrollar, como tantas otras. En general, nadie nos ha enseñado a ordenar y a valorar los efectos positivos que tiene llevar nuestras vidas organizadas.

¡Es cierto!

Voy a hacerte una serie de afirmaciones que te ayuden a determinar en qué punto se encuentra tu casa y el grado de urgencia en ponerte a ordenar:

  • A diario pierdes el tiempo buscando las llaves o las gafas por toda la casa
  • Te da apuro recibir visitas de improviso
  • Sueles llegar tarde a las citas por falta de organización
  • Sabes que tienes un documento pero no tienes claro donde lo tienes guardado
  • Sales a hacer la compra e improvisas, comprando de lo que ya tienes y olvidando comprar lo que necesitas
  • Al salir de casa se pone a llover y no tienes localizado tu paraguas o el de los niños
  • Tienes la casa ordenada aparentemente pero en cajones y armarios se encuentra el caos
  • Te dispones a ordenar pero nunca sabes por dónde empezar
  • Sabes que tienes un libro en concreto, pero te costaría un rato encontrarlo
  • Tienes cajones en varios lugares de la casa llenos de objetos de toda clase
  • El cambio de temporada de tu armario te resulta “misión imposible”
  • Hace siglos que no limpias a fondo los armarios del baño
  • Tienes perchas con varias prendas, de modo que solo ves la colgada en el exterior
  • Guardas y acumulas cosas porque te da pena deshacerte de ellas
  • Compras ropa, medias, camisetas, … que en realidad ya tienes
  • De vez en cuando, cuando buscas una cosa, te llevas la sorpresa de encontrar algo que no recordabas que tenías

Si te reconoces en algunas de las afirmaciones anteriores es que necesitas un poco de orden y organización en tu casa, si te reconoces en muchas, pues no hay tiempo que perder.

Del caos al orden

Al caos se llega muy fácilmente por dos razones principalmente: acumulación de cosas y falta de método para organizar. Pero no te preocupes porque pasar del caos a la armonía tiene solución. Tomar consciencia de que necesitas pasar a la acción ya es un primer paso, el más importante.

El segundo paso es descartar, porque el exceso de cosas, tiene un coste del que no somos conscientes. Y el tercero, tener un método para ordenar y que se mantenga el orden

No siempre somos conscientes de los beneficios del orden, que son muchos e inmediatos: menos estrés y más tranquilidad, ahorro de tiempo e incluso de dinero. Cuando lo experimentas, ¡ya no hay vuelta atrás!

¿Te animas?

 

Photo by DESIGNECOLOGIST on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.