5 claves para tener un hogar “Tidy & Happy”

¡Hola!

Hoy os cuento las 5 claves para conseguir tener un hogar ordenado y feliz, porque el objetivo de la organización y el orden es lograr una casa confortable, práctica de limpiar y de mantener en orden.

En definitiva un hogar para disfrutarlo

No busques un hogar perfecto

El equilibrio, y no la perfección, es una de las claves para conseguir un hogar cómodo y práctico. No se trata de tener una casa de revista o convertirnos en maniáticos del orden. No debes renunciar a poner los pies sobre la mesita de centro, prohibir que tus hijos hagan una cabaña con las toallas o dejar la cocina hecha un desastre al experimentar nuevos platos.

Tampoco se trata de quitar los imanes de la nevera o poner cupo a los libros o la ropa  que tienes. Tú y tu familia sois únicos y vuestra casa también; las reglas en pos de un hogar impoluto solo llevan precisamente a que tu casa no sea un hogar.

La clave es buscar el equilibrio para que tu casa cumpla las funciones que debería tener: ser lugar de descanso, donde cuidarnos y escenario de nuestras relaciones afectivas más importantes. Además es el sitio donde guardamos nuestras posesiones materiales, sí, pero si acumulamos cosas, la función de almacén acaba prevaleciendo y quita espacio para el resto, ¿qué tal anda de equilibrio tu casa?

Deja lugar para tu presente

Si por nostalgia y apego vives rodeado de recuerdos y, por miedo, acumulas objetos por si acaso un día los necesitas, te quedas atrapado en el pasado y preocupado por lo que pueda ocurrir. Y dejas de vivir el presente que, en definitiva, es lo que realmente debería contar.

¿Cuánto lugar hay en tu casa destinado al presente? Si crees que necesitas descartar, lee los 4 métodos de descarte, seguro que encuentras el más adecuado a tu carácter o necesidades.

Uno entra un sale

Una vez nuestra casa está organizada, tenemos que cuidar que ese equilibrio se mantenga. La regla de “uno entra, uno sale”, es un método muy eficaz para evitar la acumulación. Consiste en comprometernos a descartar un objeto cada vez que compremos uno nuevo.

Por ejemplo, si compras unos paños de cocina, retira los viejos (es un clásico guardar los nuevos y seguir utilizando los que tenemos). Además de evitar la acumulación nos hace ser conscientes de nuestras compras y pensar si realmente las necesitamos o no.

Un lugar para cada cosa

Es la clave con mayúsculas para tener y mantener un hogar organizado y ordenado. Asignar un lugar implica pensar cuál es la ubicación lógica, así que tomas consciencia de qué tienes y para qué lo tienes.

Además aporta una facilidad enorme a la hora de ordenar y recoger. Cuando tienes claro el lugar donde guardar, recoger se convierte en un proceso automático, en que no tienes que pensar nada y resulta rápido y cómodo. Es infalible.

Guardar después de usar

Es la regla de oro para mantener el orden. No por obvia es menos eficaz. Si cuando acabas de usar algo lo guardas en su lugar, en el mismo lugar del que lo has cogido, el orden se mantiene solo.

Para que sea efectiva es necesario tener el lugar asignado donde guardarlo, así no hay que pensar ni tienes la tentación de guardarlo en el primer hueco que encuentras. Pruébalo, ¡te garantizo que hay un antes y un después!

Cuéntame…, ¿disfrutas de tu hogar? Espero que este post te haya gustado o te resulte práctico, si es así, dale al compartir

¡Hasta pronto!

 

Foto: kalhh by Pixabay

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.